logo canson
logo canson

Tutorial y consejos artísticos

Acrílica : Realizar empastes

Twitter icon

Puntúe este artículo

Gracias a los empastes y a sus efectos de textura, tus obras ganarán originalidad. Además, son muy fáciles de realizar…

Algunos conocimientos

Los empastes son pinceladas suficientemente gruesas para que conserven la marca del instrumento (pincel o cuchillo de pintura) que los ha aplicado.

  • Ventaja: la pintura acrílica puede espesarse mucho utilizando un medio (Pasta de modelar o gel de textura).
  • Inconveniente: dado que la pintura acrílica se seca enseguida, tendrás que trabajar con rapidez.

 

Acrílica - Hacer un empaste

1. Hacer un empaste

 

Puedes trabajar en toda la superficie del cuadro o reservar los empastes para ciertas partes de la composición, poniéndolas de relieve.

 

  • Utiliza pintura acrílica no diluida al salir del tubo.
  • Aplícala directamente en el soporte.
  • Con un pincel, modela la pintura para darle la forma deseada. Intenta no hacer demasiados retoques: la pintura se aplasta, y los relieves del empaste desaparecen.

Para espesar más la pintura, mezcla el color con un medio en gel (50% de pintura, 50% de medio).

 

Acrílica - Crear texturas originales

2. Crear texturas originales

 

Para realizar texturas originales, necesitarás un medio llamado "pasta de modelar", un cuchillo de pintura y distintos instrumentos (tenedor, peine, paño, moneda) que puede dejar trazos en la pintura. ¡Deja hablar a tu imaginación!

 

  • Mezcla una dosis de pintura acrílica con pasta de modelar.
  • Aplica la mezcla sobre el soporte con un cuchillo y luego alisa la capa.
  • Utiliza las púas de un peine para trazar líneas rectas u onduladas, en relieve, en la capa de pintura. También puedes utilizar un tenedor para producir crestas y surcos, o una moneda para dejar una huella muy redonda.

Productos sugeridos

Canson® Acrylic


También puede interesarle

Las técnicas transparente y opaca con pintura acrílica
Les techniques transparente et opaque à l’acrylique
¿La mayor virtud de la pintura acrílica? ¡Su excepcional polivalencia! Con ella puedes trabajar una cantidad infinita de texturas: opaca y espesa como la pintura al óleo, o delicadamente transparente y parecida al aspecto de la acuarela.