logo canson
logo canson

Tutorial y consejos artísticos

Preparar el material para pintura acrílica

Twitter icon

Puntúe este artículo

Aunque de fácil utilización, la pintura acrílica requiere una preparación mínima. Algunos consejos antes de empezar.

 

Acrílica - Aplicar una imprimación

1. Aplicar una imprimación

 

Existen soportes en papel, en cartón, en madera, contrachapado o tela listos para su uso. Pero también puedes optar por un soporte en bruto, sobre el cual aplicarás una imprimación.

 

  • La imprimación es una sustancia que se extiende sobre un soporte para prepararlo a recibir la pintura. Sencillo de usar, el gesso es el más empleado para la pintura acrílica. Al secarse, forma una película impermeable y muy flexible.

 

  • Aplica el gesso en capas finas utilizando una brocha ancha de pelo blando. Una vez seco, lija y aplica una nueva capa perpendicular a la anterior. Obtendrás una superficie perfectamente lisa y blanca.

 

Acrílica -  	Organizar los colores

2. Organizar los colores

 

La organización de la paleta es un elemento que no hay que menospreciar. No hay reglas absolutas en la materia, y cada uno tiene sus propias costumbres. Existen algunos principios sencillos que te ayudarán:

 

  • Empieza siempre estableciendo una lista de los tonos que vayas a necesitar al pintar el tema elegido.
  • Dispón los colores de más claros a más oscuros, por « familias » (amarillos, rojos, etc.).
  • Respeta siempre el mismo orden de sucesión, cualesquiera que sean tus tonos preferidos: ¡así podrás encontrar los colores con los ojos cerrados!
  • Coloca el blanco en un extremo de la paleta, en gran cantidad, ya que lo utilizarás más que los demás tonos.

 

Truco

  • La pintura acrílica se seca muy rápido: por ello, piensa en poner cantidades pequeñas de pintura en la paleta.
  • Si los colores se secan demasiado rápido, añade algunas gotas de agua con el pincel o utiliza un pequeño vaporizador para humedecerlas.

 

3. Preparar agua

 

Tanto si decides diluir la pintura como si no, es esencial que dispongas de una gran cantidad de agua para limpiar los pinceles con frecuencia.

  • ¿Qué recipiente elegir? No importa: un bote de yogur o de mermelada, una botella de plástico con la cabeza cortada, una taza o un bol... Lo ideal es preparar por lo menos dos recipientes, uno para limpiar los pinceles y otro para diluir la pintura.
  • ¿Qué agua utilizar? Lo más fácil es utilizar agua del grifo. También puedes comprar agua desmineralizada o destilada, más pura y, por lo tanto, más respetuosa de los pigmentos.

 

Truco

Piensa en instalar tu banco de trabajo cerca de un punto de agua para limitar los viajes.

 

4. Piensa en los accesorios: paño, esponja, papel de cocina

 

Resultan muy prácticos para borrar un error, crear un efecto o secar los pinceles. Colócalos cerca de tu banco de trabajo.

 

También puede interesarle

Limpiar y cuidar el material de pintura acrílica
Nettoyer et entretenir son matériel acrylique
Al ensuciar poco, la pintura acrílica se limpia fácilmente con agua y jabón. Pero, como en todas las demás técnicas, es indispensable cuidar el material para conservarlo durante mucho tiempo.
La pintura acrílica
La peinture acrylique
¡Polivalencia! Esta palabra resume por sí sola la particularidad de la pintura acrílica, tan apreciada por los profesionales y los neófitos. ¿Pero de dónde viene esta propiedad? Investigación.