logo canson
logo canson

Tutorial y consejos artísticos

Fotografía: los diferentes formatos de archivos

Twitter icon

Puntúe este artículo

¿RAW, TIFF o JPEG? Se trata de una cuestión de matices, de codificación de los colores y de compresión de los píxeles que componen la imagen. Repasemos los tres formatos.

 

1. El formato JPEG (Joint Photograhic Experts Group)

 

¡Es el más habitual! Los colores se obtienen mezclando los 3 colores primarios: rojo, verde, azul. Cada color primario se codifica con 8 bits, es decir, 256 niveles. Por tanto, el número de colores posibles es de 256 (Rojo) x 256 (Verde) x 256 (Azul) = 16,7 millones.

  • El JPEG incluye un proceso de compresión. Cuanto más alto sea el nivel de compresión, más limitados serán los matices de colores de los píxeles. Consecuencia: una pérdida de calidad de la imagen visible con efectos de placas y artefactos.
  • Cada vez que abra un archivo JPEG y que lo guarde de nuevo, el proceso de compresión (aunque sea bajo) provoca una pérdida suplementaria de matices. Para limitar la compresión, guarde siempre sus imágenes con un valor de compresión mínimo. Atención, porque algunos programas le propondrán opciones diferentes:

    - en "Calidad", introduzca el valor más alto;
    - en "Compresión", introduzca el valor más bajo.

  • La ventaja es que el peso del archivo se reduce rápidamente.
  • Le + : le poids du fichier diminue très vite !

 

Uso: el envío de imágenes por Internet, la creación de imágenes para las páginas web o el envío de archivos a los laboratorios fotográficos.

 

2. Los formatos RAW

 

El formato RAW no está definido por un estándar. Cada fabricante de cámaras fotográficas posee el suyo, con un sufijo de archivo diferente: .CR2, .NEF, .RAF, .PEF, .X3F, etc. ¿Por qué se caracteriza? Conserva los datos brutos (raw en inglés) procedentes del sensor y por tanto contiene muchos más matices que un archivo JPEG: el archivo RAW codifica los datos de colores en 12 o 14 bits, es decir, 16.384 niveles por color primario.

  • Está diseñado para convertirse en un formato de archivo universal o estándar (JPEG, TIFF, etc.). Las modificaciones realizadas durante su edición se integran en un archivo aparte que preserva los datos del archivo RAW de cualquier destrucción.
  • Permite realizar una interpretación más rica de la imagen sin que se destruyan los matices.
  • Es bastante pesado (de 3 a 4 veces más pesado que un JPEG).

 

Un truco más: un famoso editor de programas de edición de imágenes promueve el formato DNG (Digital NeGative), un formato RAW más universal que está empezando a integrarse en las cámaras de algunos fabricantes. También existe un programa que convierte cualquier RAW en DNG.

 

Uso: el archivado de las imágenes en bruto y el tratamiento para conservar una calidad óptima que permita realizar una edición posterior.

 

¡En la práctica! Guardar en RAW + JPEG

Su cámara le permite guardar una misma foto en dos formatos diferentes e incluso de manera simultánea: JPEG, RAW, RAW + JPEG. Guarde en RAW + JPEG y almacénelos en dos carpetas diferentes: el RAW para la edición de imágenes y el JPEG para una visualización rápida.

 

3. El formato TIFF (Tagged Image File Format)

 

Es un formato que habitualmente se utiliza en la industria gráfica. No resulta destructivo ya que cada píxel codificado se integra en el archivo, conservando así una calidad de imagen máxima.

  • Éste puede incorporar tecnologías de compresión sin pérdida de datos, la más conocida de las cuales es LZW.
  • El principal inconveniente es su peso. Sin comprimir, pesa de 6 a 7 veces más que un JPEG; comprimido en LZW, resulta de 3 a 4 veces más pesado que un JPEG.

 

Uso: resérvelo para guardar un archivo definitivo tras haberlo editado con un programa de edición de imágenes. De este modo conservará todos los matices de la imagen.

Productos sugeridos

Canson® Infinity Rag Photo


También puede interesarle

Escoger su papel para imprimir sus fotos
Choisir son papier pour imprimer ses photos
Pequeño repaso a los papeles y a sus correspondientes usos.