logo canson
logo canson

Tutorial y consejos artísticos

Manga : Dibujar el pelo

Twitter icon

Puntúe este artículo

Los mangakas dan mucha importancia a la cabellera de sus personajes. Aprende a dibujarlas para dar vida a tus héroes. ¿El truco? No olvides tratar los reflejos.

 

Algunos conocimientos

El cabello habla mucho de la personalidad del personaje:

  • una seductora tendrá un pelo largo y brillante (con mucho reflejos);
  • un kawaii tendrá un corte desestructurado y original;
  • el malo tendrá el pelo oscuro y lacio (con pocos reflejos).
 

Manga : Reflejos sobre una cabellera oscura

1. Reflejos sobre una cabellera oscura

 

Los reflejos son apreturas previstas desde el principio: se trata de zonas sin tinta.
 

  • Etapa 1:

define con el lápiz el volumen y el movimiento del cabello en torno al rostro.

 

Manga : Reflejos sobre una cabellera oscura

  • Etapa 2:

​​​​​​​utiliza un lápiz azul para esbozar los reflejos siguiendo bien las ondulaciones del cabello.
 

  • Etapa 3:

​​​​​​​​​​​​​​entinta línea por línea con un rotulador pincel. Cada trazo tiene que terminar en punta: para ello, sólo el índice guiará al rotulador, realizando vaivenes constantes y ligeros.
 

El pequeño plus: aplica una trama más bien oscura en toda la zona del pelo de tu personaje, y luego realiza los reflejos con pincel utilizando blanco líquido opaco.
 

 

 

Manga : Reflejos sobre una cabellera clara

2. Reflejos sobre una cabellera clara

 

Se trata de la operación contraria: entinta los reflejos y deja aperturas en las demás partes.
 

  • Las etapas 1 y 2 son las mismas que para los cabellos oscuros.
     
  • Etapa 3: utiliza un rotulador fino para entintar los reflejos: los trazos tienen que ser ligeros y acabar en punta.

Productos sugeridos

Canson® Illustration


También puede interesarle

Manga : Dibujar los rostros
Dessiner les visages
Los ojos desmesurados y animados son característicos de los personajes de manga. Jugar con su tamaño permite expresar una amplia gama de emociones. Cada mangaka tiene su estilo: ¡y tú tienes que crear el tuyo!