logo canson
logo canson

Tutorial y consejos artísticos

Pastel : Crear texturas gracias a los aprestos

Twitter icon

Puntúe este artículo

El pastel no se anda con miramientos: se incrusta alegremente en los relieves y huecos del soporte. Aplicar un apresto acrílico antes de aplicar los colores te permitirá crear efectos de materias. ¡Un resultado intenso!

 

Algunos conocimientos

Cuanta más textura tenga el papel, más presente estará su tono en la obra. Al utilizar un apresto o una imprimación acrílica para reforzar el fondo, te comprometes a componer tu trabajo en función de ese nuevo parámetro.

 

Pastel : Aplicar el apresto

1. Aplicar el apresto

 

  • Antes de actuar, reflexiona sobre el sentido que quieres darle al fondo.
  • Retira un poco de apresto utilizando un pincel brocha y aplícalo en el papel con gestos amplios y enérgicos: puedes dar textura a ciertas zonas de una manera distinta, en previsión de su composición.
  • Deja secar bien antes de aplicar el pastel.
  • Aplicar el color con gestos oblicuos o semicirculares (por ejemplo, para tratar un cielo o un mar agitado). Puedes insistir, apretando más la barrita en ciertas zonas.

 

¡Cuidado! Esta técnica hace que tu trabajo sea incompatible con un acabado muy fino. Se adapta más bien a los trazos rápidos y a las obras abstractas. Sin embargo, se pueden suavizar los trazos y los colores con el pincel húmedo.

 

Pastel : Aplicar una imprimación acrílica

2. Aplicar una imprimación acrílica

Ésta también de aplica con pincel, eventualmente antes de teñirlo con un color acrílico. Una vez seco,presentará la propiedad de frenar el pastel, que no se aplicará uniformemente.

Su textura puede ser reforzada incorporando un polvo mineral (arena, mármol, etc.).

 

 

¡Cuidado!: cuanto más enriquezcas la textura del papel, más grueso y resistente tendrás que elegirlo.

Productos sugeridos

Canson® Mi-Teintes®


También puede interesarle

Pastel : Borrar los errores
Effacer ses erreurs au pastel
El punto flaco del pastel es que no es demasiado fácil corregir los errores... Varios métodos te permiten minimizarlos: por lo menos, dispondrás de una superficie apta para volver a trabajarla.